Un usuario de Stadia, conocido con el nombre de KRITOS, nos cuenta su experiencia jugando a Stadia durante 3 meses en su dispositivo Google Pixel 2 XL.

Artículo cortesía de KRITOS, al que puedes encontrar en Twitter con el usuario @KRiTOSesp_.

Desde que Google anunció Stadia hubo una cosa que me llamó mucho la atención, fué el poder jugar juegos triple A con una calidad gráfica excelente desde el móvil. La verdad no entendía como eso era posible ya que yo era jugador habitual de móvil y pensaba que más gráficos que los que ya te daban juegos como Pubg Mobile y COD Mobile eran imposible que llegaran. Pero me fui informado poco a poco y descubrí el juego en la nube y fue algo que cambió totalmente mi pensamiento.

Jugar a Stadia en un Google Pixel 2 XL

Por ese tiempo tenía un Xiaomi y ya sabía que no estaba soportado así que para navidades decidí comprarme un Google Pixel 2 XL. Era un teléfono que ya había tenido anteriormente pero se me rompió, y al no ser del todo asequible decidí esperarme para volverlo a comprar; y con Stadia aun tuve más razones para comprarlo.

Recuerdo el día que me llegó, yo ya disponía del servicio de Stadia en el portátil pero al ser bastante antiguo no funcionaba nada bien. Entonces lo probé con el móvil y fué el momento en el que verdaderamente descubrí este servicio.

En mi Google Pixel la verdad es que los juegos rinden muy bien, creo tirones, muy buena calidad de imagen y sobretodo el hecho de que sea tan portable es una maravilla. Todo esto desde la app oficial de Google Stadia. Eso sí, hay juegos como el PUBG que se hace muy complicado poderlos disfrutar desde el teléfono ya que en una pantalla tan pequeña poder visualizar mucha cantidad de detalle para ver a enemigos a distancia es muy difícil.

Hablando de la pantalla, tengo que decir que veo Stadia a más resolución en mi Pixel que en mi monitor conectado al Chromecast, ya que el teléfono cuenta con una pantalla 2K y también al ser más pequeña los pixeles se notan mucho menos. En mi monitor 1080p de notan más píxeles y los negros no son tan puros como en mi teléfono.

Lo malo de la app de Stadia en dispositivos móviles

Pero también hay que hablar de la parte mala de jugar desde la app de móvil. Hay algunas funciones que aún esta app no dispone, como por ejemplo, el poder hacer y unirse a chats de juego, las Partys llamadas en Stadia. Y esto parece una tontería pero no lo es, ya que para poder hablar con mis compañeros de juego tenía que encender el portátil y comunicarme con ellos a través de _Discord_, un engorro total.

Otra de las funciones que en la app no está implementada aún es la posibilidad de jugar inalámbricamente con el mando. Si, aún hay que jugar conectado con el cable y eso aparte de que es incómodo también consume batería del teléfono y la sesión de juego puede ser de solo dos horas. Para los móviles que dispongan de carga inalámbrica no debería suponer un problema ya que se pueden apoyar en la base de carga y todo solucionado.

Nota: Desde hace muy poco la aplicación de Stadia ya incluye controles táctiles para dispositivos móviles.

Comparativa desde app oficial y chrome en modo escritorio

También me gustaría hablar un poco de la comparativa que he hecho comparando jugar desde la app oficial y jugar desde chrome en modo escritorio.

En cuanto a imagen y calidad están muy a la par, quizá un poco mejor en la app pero nada destacable. Por la parte de sonido también muy bien en los dos casos.

En facilidad de jugar gana la app de Stadia, ya que es darle a dos botones y estar dentro; es abrirla, decidir el juego y jugar (habiendo conectado previamente el mando por cable).

En el caso de la web en modo escritorio es un poco más complicado ya que primero hay que acceder a Stadia.com, activar el modo escritorio, poner el móvil en vista panorámica, conectar el mando con el código de botones y después ya entrar al juego. Eso sí, teniendo cuidado de no tocar la pantalla con el dedo porque si no te sale un recuadro negro con el mensaje “El juego no está capturando el cursor del ratón. Haz clic en cualquier parte de la pantalla para bloquearlo es muy molesto.

Pero por otra parte estar desde la web corrige todos los problemas de la app. Puedes hacer chat de voz con tus amigos, puedes jugar con el mando inalámbricamente y también puedes ver los logros. Y todo eso al final son suficientes razones como para que, en mi caso y actualmente, prefiera jugar desde el modo escritorio en web y no desde la app.

Para acabar me gustaría decir que estuve jugando tres meses a Stadia sólo con el móvil desde la app hasta que pude comprarme el monitor y la verdad que jugué sin problemas aparte de los anteriormente ya mencionados. La verdad es que el poder ir a casa de tu amigo y jugar en el móvil a juegos como Assassin’s Creed Odyssey o GRID es una pasada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: Luis Miguel Martín García.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a ionos.es que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad